Hace unos días comentaba que iba a escribir una serie de 5 post con los aspectos que hay que tener en cuenta cuando estás embarazada de trillizos. De lo primero que voy a hablar es sobre cómo asimilar la noticia.

Tormenta emocional

La mayoría recibimos esta noticia con una mezcla de sentimientos, donde se juntan la alegría, el miedo, el desconcierto, las dudas, etc…

Seguramente, los días posteriores (o más, dependiendo de cómo sea cada uno) al recibir la noticia, emocionalmente sufrimos muchos altibajos. Lo mismo estás eufórico que totalmente acojonado/a.

Aun así, hay que tener en cuenta que vivimos una experiencia única, no hay que tomárselo como algo anormal. Debemos sentirnos orgullosos de ello y disfrutar del embarazo lo máximo posible, porque es posible que no volvamos a pasar por ningún otro.

Sugerencias

  • Tómate tu tiempo. Asimiliar una noticia como ésta no se hace de un día para otro. Ten en cuenta que la naturaleza es sabia y que lo tiene todo “pensado”. No te preocupes, poco a poco irás aceptando el nuevo rol.
  • Comparte tus sentimientos, los buenos y los malos. Al principio, muchas parejas nos sentimos culpables por no sentir una alegría desbordante. Es normal. Compartir estos sentimientos ayuda a llevarlos mejor y a reducir tensiones.
  • Busca información y aprende todo lo que puedas sobre el tipo de embarazo. A veces puede resultar duro leer ciertas cosas, pero es mejor estar informado: dismimuye el miedo.
  • Pregunta todo al ginecólogo. El primero que se asusta es el ginecólo que te va a atender. Toma parte activa en el control de tu embarazo, pregunta el porqué de los análisis y pruebas y no te quedes con ninguna duda.
  • Contacta con padres en tu misma situación. Normalmente, este tipo de gente estamos deseando ayudar a otros padres y contarles nuestra experiencia.
  • Reflexiona sobre el tipo de ayuda que vas a necesitar. Este aspecto es fundamental. Todos los padres de partos múltiples necesitamos ayuda durante los primeros meses (años). Para nosotros ha sido fundamental una persona que nos ayude en las tareas domésticas.
  • Hablar con tu pareja sobre el aspecto económico. Los gastos indudablemente aumentan muchísimo y, a veces, los ingresos disminuyen ya que la madre pide una reducción de jornada, excedencia, etc… Esto puede originar cierto estrés y conviene buscar una manera de solucionarlo.
  • Anota tus experiencias, dudas y alegrías. Esto te va a ayudar a afrontar la situación y te podrá servir para escribir un blog como este cuyo único objetivo es servir de ayuda a gente en nuestra misma situación.

Y tú, ¿podrías aportar algún otro consejo?

 

Foto | Omar Eduardo en Flickr